• Calle José de Cadalso 54 posterior.28044, Madrid

Retirada de Amianto

Servicios de Retirada de Amianto

Retirada de Amianto

¿Qué es el amianto?
El amianto (o asbesto) es un producto mineral de gran durabilidad y reducido coste. Se encuentra de forma natural en formaciones rocosas en diferentes zonas del mundo. Está formado por un conjunto de haces de fibras minerales sólidamente unidas muy resistentes al calor, abrasión y tracción. Estas características han hecho que sea un material ampliamente utilizado en productos de gran consumo, en la industria y en la construcción. Las fibras de amianto utilizadas comercialmente pertenecen a dos grupos mineralógicos: Las serpentinas (que incluyen el crisotilo o amianto blanco) y los anfibioles (que incluyen la crosidolita o amianto azul y la amosita o amianto marrón entre otros).

¿Para qué se utiliza?
Ha sido utilizado como material de aislamiento acústico y térmico, en instalaciones industriales, edificios y acabado de fachadas, mantas y tejidos aislantes, tabiques ligeros o tejados. Por su resistencia a la fricción se ha empleado en pavimentos de vinilo, masillas y sellantes, pinturas impermeabilizantes, pastillas y zapatas de frenos, así como en productos de fibrocemento como persianas, tuberías y algunos elementos de jardinería y decoración. Actualmente el uso del amianto está prohibido en la mayoría de los países industrializados, pero aún se utiliza en algunos países en vías de desarrollo. En España, en el año 1984 se regulan los trabajos relacionados con la fabricación de productos que contienen amianto así como las operaciones de demolición y mantenimiento. Desde junio de 2002, cumpliendo con la Directiva de la Unión Europea sobre el amianto, se prohibió la fabricación de productos que lo tuviera incluido, por lo que muchos de los edificios y elementos industriales construidos en fechas anteriores aún contienen elementos de amianto.

¿Por qué es peligroso?

El amianto está formado por haces de fibras que pueden separarse con facilidad en fibras cada vez más finas, hasta llegar a fibrillas de tamaño microscópico. Los productos que contienen amianto no presentan riesgo para la salud si las fibras permanecen fuertemente unidas, pero pueden ser perjudiciales si los materiales se rompen o se desgastan y las fibras se inhalan cuando son liberadas al entorno.
Las principales enfermedades asociadas a la exposición al amianto son: mesoteliomas, cáncer de pulmón y asbestosis.

El riesgo de que se presente una enfermedad asociada al amianto está relacionado con: la concentración de las fibras presentes en el aire, la duración de la exposición, la frecuencia de exposición, el tamaño de las fibras inhaladas y el tiempo transcurrido desde la exposición inicial.
La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) ha clasificado a todas las fibras de amianto como “cancerígenas para los humanos”. No se conoce ningún nivel de exposición que no sea peligroso. Como los períodos de latencia de estas enfermedades son muy largos, muchas veces es difícil probar que la causa sea la exposición al amianto. Los factores más importantes para poder realizar un diagnóstico son la historia de exposición previa al amianto y la presencia de alteraciones radiológicas.

Retirada de Amianto

DEPOSITO DE AGUA POTABLE CON ASBESTO

Retirada de Amianto

TEJADO DE NAVE INDUSTRIAL

Retirada de Amianto

TEJADO DE LOCAL RECONVERTIDO EN VIVIENDA

¿Qué es el asbesto?

El asbesto o amianto es el nombre de un grupo de minerales fibrosos que están presentes en la naturaleza y son resistentes al calor y la corrosión. Debido a estas propiedades, el asbesto se ha usado en productos comerciales, como materiales a prueba de fuego y de aislamiento, frenos de automóviles y materiales para paneles de yeso.

¿Cómo se exponen las personas al asbesto?
Si los productos que contienen asbesto son alterados, se liberan al aire fibras pequeñas de asbesto. Cuando se inhalan fibras de asbesto, estas pueden quedar en los pulmones y permanecer allí por largo tiempo. Con el tiempo, las fibras de asbesto acumuladas pueden provocar inflamación y cicatrización de tejido, lo cual puede afectar la respiración y causar problemas graves de salud.
En el aire, el agua y el suelo hay niveles bajos de fibras de asbesto.
No obstante, la mayoría de las personas no se enferma debido a este tipo de exposición. En general, las personas que se enferman son las que han tenido una exposición frecuente al asbesto, a menudo en su trabajo por contacto directo con el material o por exposición considerable en el medio ambiente.
La mayoría de las exposiciones más graves al asbesto han sucedido en el pasado. Las exposiciones más graves en la actualidad tienden a suceder en la industria de la construcción y en la reparación de embarcaciones, en particular cuando se extraen materiales de asbesto para renovaciones, reparación o demolición.
Es posible que la exposición de los trabajadores también ocurra durante la fabricación de productos que contienen asbesto, como productos textiles, de fricción, aislamiento y otros materiales para la construcción.

¿Cuáles son los cánceres relacionados con la exposición al asbesto?
La exposición al asbesto se relaciona con un mayor riesgo de cáncer de pulmón y mesotelioma, que es un cáncer en las membranas delgadas que recubren el interior del tórax y el abdomen. El mesotelioma es el tipo más común de cáncer asociado a la exposición al asbesto, aunque la enfermedad es relativamente poco común.
¿Qué se puede hacer para reducir los peligros del asbesto?
En Estados Unidos, el uso de asbesto está muy controlado y sujeto reglamentación. La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de EE. UU. (Occupational Safety and Health Administration) ha emitido normas para los sectores de la industria de la construcción, la industria en general y los empleos en astilleros.
¿Cómo fumar tabaco afecta el riesgo de cáncer relacionado con el asbesto?
Muchos estudios han demostrado que la combinación de fumar tabaco y la exposición al asbesto es especialmente peligrosa. Sin embargo, también existe evidencia de que dejar de fumar reduce el riesgo de cáncer de pulmón entre los trabajadores expuestos al asbesto.

Dónde se puede encontrar el asbesto:

 Aislamiento de áticos y paredes producidos con vermiculita (en inglés)
 Baldosas para pisos de vinilo y el papel del dorso de las láminas de vinilo de los materiales para pisos y los adhesivos
 Tejas para techos y revestimientos exteriores
 Compuestos de pintura y parches texturados que se utilizan en paredes y cielorrasos
 Paredes y pisos que rodean chimeneas a leña protegidas con papel de asbesto, cartón gris o cemento laminado
 Tuberías de agua caliente y vapor con material de asbesto o cubiertas con manta o cinta de asbesto
 Hornos a petróleo o carbón y juntas de puertas con aislamiento de asbesto
 Telas resistentes al calor
 Embragues y frenos para automotores

 

¿De qué manera una persona puede quedar expuesta al asbesto?
Las fibras del asbesto pueden liberarse al aire a raíz de la perturbación de materiales que contienen asbesto al utilizar el producto, durante trabajos de demolición, tareas de mantenimiento de edificios o casas, reparaciones y remodelaciones. En general, la exposición solamente puede darse cuando el material que contiene asbesto sufre alguna perturbación o daño que genera la liberación de partículas y fibras al aire. 
Efectos adversos sobre la salud a raíz de la exposición al asbesto La exposición al asbesto puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares. Fumar empeora ese riesgo. En general, cuanto mayor sea la exposición al asbesto, mayores serán las probabilidades de que se produzcan efectos perjudiciales para la salud.
Los síntomas de las enfermedades pueden demorar muchos años en aparecer luego de la exposición.
Las patologías relacionadas con el asbesto pueden ser difíciles de identificar. Los prestadores de servicios de salud suelen identificar la posibilidad de una exposición al asbesto y las patologías médicas relacionadas como las enfermedades pulmonares redactando una historia clínica completa. Esto incluye observar la historia médica, laboral, cultural y ambiental de la persona.
Cuando un médico sospecha que se trata de una patología relacionada con el asbesto, puede recurrir a diversas herramientas para realizar el diagnóstico real. Algunas de estas herramientas son los estudios físicos, las radiografías de pecho y las pruebas de las funciones pulmonares. Su médico también puede derivarlo a un especialista que trate enfermedades causadas por asbestos.
Tres de los principales efectos adversos sobre la salud asociados con la exposición al asbesto son los siguientes:

 cáncer de pulmón;
 mesotelioma, una forma poco común de cáncer que se radica
en el revestimiento delgado del pulmón, el pecho, el abdomen y el corazón;
 asbestosis, una grave enfermedad pulmonar no cancerosa,
progresiva y a largo plazo.

 

Reformas en Madrid

MMJALI, comienza su actividad en Madrid en el año 2004, realizando obras de rehabilitación, reformas y adaptación de viviendas, locales comerciales y edificios, trabajando a nivel nacional.

El objetivo de la empresa es dar el mejor servicio al cliente con el precio de mercado más competitivo, sin olvidar el seguimiento posterior al trabajo, obteniendo de esta forma la satisfacción 100% del cliente.